VALOR DEL MES; RESPETO

Home / Noticias / VALOR DEL MES; RESPETO

El respeto es un concepto amplio y, sin embargo, un valor muy importante a inculcar en los hijos. El respeto a uno mismo, el respeto a los demás y al bien común es básico para convivir en sociedad. El respeto abarca todas las esferas de la vida, empezando por el que nos debemos a nosotros mismos y a todos nuestros semejantes, hasta el que le debemos al medio ambiente, a los seres vivos y a la naturaleza en general, sin olvidar el respeto a las leyes, a las normas sociales, a la memoria de los antepasados y a la patria en que nacimos. El respeto comienza en la misma persona, esta basado en la percepción que ésta tenga sobre si misma.

                                              EL DÍA QUE LOS PÁJAROS QUISIERON TENER PLUMAS DE COLORES

Autor: Silvia García

 En un país muy muy lejano todos los pájaros eran negros. Estaban un poco cansados, porque les costaba mucho diferenciarse entre sí. Los pájaros tenían a sus crías y se confundían al alimentarlas, los habitantes no querían tener pájaros en su casa porque no daban tanto color como las flores y pensaban que el negro no traería buenas noticias.

Un buen día uno de los pájaros de más edad decidió hacer una reunión y convocar a todos los pájaros adultos para intentar hacer algo y cambiar de color. Todos los pájaros estuvieron dispuestos y acudieron tras la hora de la comida, llenándose el cielo de una enorme manta negra al volar todos juntos hacía el lago del bosque donde se celebraba el encuentro.

El viejo pájaro inició la reunión y comentó las ideas que se le habían ocurrido:

-Queridos hermanos pájaros. Ya sabéis que no hemos tenido la suerte como nuestras hermanas las flores de tener las plumas de bellos colores. Esto es algo que queremos cambiar. Para ello he pensado hablar con la madre naturaleza, las hadas de las estaciones, el sol, la luna y las estrellas  para que nos ayuden.

Ante la propuesta todos los pájaros empezaron a aplaudir con gran energía.

-¡Qué buena idea! -gritaban algunos.

-Como yo solo no voy a poder hablar con todos -continúo hablando el pájaro-, necesito que varios voluntarios os ofrezcáis para acercaros a hablar con todos ellos. Yo me encargaré de encontrar a la madre naturaleza.

Muchos pájaros se ofrecieron y, al final, tras tener a los seleccionados, acordaron verse todos al pasar un mes.

Y así fue como el sol acordó dar a través de sus rayos color naranja a sus picos, la luna con sus haces de luz dotar a muchos de ellos de plumas azules. Las hadas de las estaciones, divertidas por la situación inesperada, acordaron que aquellos que tuvieran colores primaverales tendrían que pasar más tiempo con las flores y estas les irían pasando color poco a poco. El hada del verano decidió hacer un hechizo para pasarles los colores más vivos a algunos de ellos, y así es como el loro tiene multitud de colores y todos ellos tan llamativos. Todas colaboraron, menos el invierno, que quiso guardar a algunos de sus pájaros de color negro, pájaros que más adelante se llamaron cuervos.
Cuando pasó el citado mes y se juntaron todos, aquella reunión fue una enorme fiesta, pues los pájaros ya eran capaces de diferenciarse unos a otros. Todos se gustaban y disfrutaban de sus nuevos plumajes y no pararon de piar hasta que llegó el pájaro anciano y les dedicó unas palabras.

-Queridos pájaros. Me alegro de que este mes hayamos conseguido nuestro objetivo contando con el resto de hermanos de nuestra naturaleza. Como sabéis yo era el encargado de hablar con la madre naturaleza y ella ha permitido todo esto si se cumple una única norma.

Todos los pájaros escucharon sin respiración y sin hacer ruido para escuchar que norma era.

-Que nos respetemos unos a otros y que no hagamos daño a ninguno de nuestros hermanos. En el momento que esto se incumpla todo cambiará.

Todos los pájaros estuvieron de acuerdo y desde entonces se cuidan unos a otros y muestran al mundo sus bonitos plumajes.

 

                                                  THE DAY THE BIRDS WANTED TO HAVE RAINBOW COLORED FEATHERS

 

In a land far, far away all the birds were black. They were a little tired, because they had a hard time differentiating between themselves. The birds had their young and they got confused when feeding them, the inhabitants did not want to have birds in their house because they did not offer as much color as the flowers and they thought that black would not bring good news.

 

One day one of the older birds decided to organize a meeting and summon all the adult birds to try to do something and change color. All the birds were ready and came after lunch, filling the sky with a huge black blanket as they all flew together to the forest lake where the meeting was being held.

 

The old bird started the meeting and commented on the ideas that had occurred to him:

 

– Dear brother birds. You already know that we have not had the luck of our sister flowers to have the feathers of beautiful colors. This is something that we want to change. As a result I have thought to speak with mother nature, the fairies of the seasons, the sun, the moon and the stars to help us.

 

Before the proposal all the birds began to applaud with great energy.

 

-What a good idea! some shouted.

 

– As I alone I will not be able to speak with everyone – the bird continued speaking -, I need several volunteers to offer yourselves to speak with all of them. I will take care of finding mother nature.

 

Many birds volunteered and, in the end, after having the selected ones, they agreed to see each other after a month.

 

And this is how the sun agreed to give the orange of his rays to their beaks, the moon with its beams of light to give many of them blue feathers. The fairies of the seasons, amused by the unexpected situation, agreed that those who had spring colors would have to spend more time with the flowers and these would be colored little by little. The summer fairy decided to make a spell to pass the most vivid colors to some of them, and that’s how the parrot has a multitude of colors and all of them are so striking. Everyone collaborated, except for winter, who wanted to keep some of its black birds, birds that later were called crows.

When the aforementioned month passed and everyone gathered, that meeting was a huge celebration, because the birds were already able to differentiate one another. They all liked each other and enjoyed their new feathers and did not stop chirping until the old bird arrived and dedicated a few words to them.

 

– Dear birds. I am glad that this month we have achieved our goal with the rest of the brothers of our nature. As you know, I was in charge of talking with Mother Nature and she has allowed all of this if a single rule was followed

 

All the birds listened without breathing and without making noise to hear what the rule was.

 

– That we respect each other and that we do not harm any of our brothers. The moment this is broken, everything will change.

 

All the birds agreed and ever since they take care of each other and show the world their beautiful plumage.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: